0
Comentarios

iPhone X is coming...

Apple se ha tirado a la piscina y está cumpliendo las expectativas puestas en su modelo del décimo aniversario. Sí, parece que fue ayer cuando salió a la venta el primer iPhone, pero son tiempos de cambios y los de Cupertino siguen en la cresta de la ola. Ahora tenemos ya la última versión el iPhone X, un modelo que cambia completamente el diseño de la familia 10 años después del inicio de este magnífico invento llamado iPhone.

Este nuevo iPhone X es el modelo de teléfono de Apple más arriesgado y completo desde que se presentará el primer modelo. Mirando su ficha técnica podemos encontrarnos numerosas novedades, giros y cambios respecto a las bases que Apple había mantenido en el iPhone en estos diez años.

Entre sus mayores novedades encontramos la pantalla y el diseño con las que conlleva una nueva evolución con la que el usuario tendrá que interactuar con el Smartphone. Para empezar, ”goobye framework”, hacía tiempo que se estaba poniendo de moda los diseños de marcos infinitos que fueran protagonistas en el frontal de la pantalla, y Apple siempre  se había resistido a seguir tendencias que no iniciase ella misma. Pero admitámoslo, esas pantallas de bordes infinitos son difíciles de resistirse para cualquiera, por lo que en nuevo iPhone X no ha tenido más remedio que seguir la corriente renovadora, revolucionaria y sinuosa de esas pantallas. Con ello se une a Samsung y LG, en la línea de diseño de smartphones donde todo el frontal es pantalla.

 

Más grande que su hermano mayor el Plus, pero con mayor carácter

Su diseño consta de una pantalla de 5,8 pulgadas que curiosamente da lugar a un iPhone de menos altura (143,6 mm) y más manejable que el iPhone 8 Plus con menos diagonal. A destacar el ancho de 70 mm, y el grosor, inferior a los 8 mm. Su peso es de 174 gramos.

Todo el frontal del iPhone X es pantalla, y el cambio respecto a modelos de iPhone anteriores es enorme si nos fijamos en los marcos superior e inferior. Además el acabado del iPhone X es en cristal, tanto para el frontal como en la trasera, y lleva protección contra agua y polvo.

Y para seguir cambiando respecto a sus predecesores… llega la tecnología OLED al iPhone X. La nueva pantalla ha sido bautizada como Super Retina HD Display, y cuenta con una resolución de 2436x1125 píxeles para una densidad de píxeles de 458 ppp. Tiene 3D Touch, es HDR y compatible con Dolby Vision y HDR10, además de True Tone. Su brillo es el mismo que en iPhone anteriores, con 625 nits, y al ser OLED, contraste de 1.000.000:1.

 

 Grandes cambios con sus predecesores

El adiós al botón de inicio y el Touch ID, que ocupaba todo el frontal del smartphone con la pantalla lleva asociados cambios realmente importantes. En el iPhone X desaparece el botón de inicio como tal y el control del terminal se basa en gestos para el control de pantallas, opciones y diferentes acciones en la interfaz de iOS 11.

Respecto a la identificación de huella tan cómoda gracias a Touch ID, desaparece. No hay traspaso a la parte trasera como han hecho todos sus rivales (o al lateral como tiene Sony). El iPhone X pasa del Touch ID y arriesga con la identificación de rostros. El sensor facial o Face ID se sirve de sensores de infrarrojos para detectar nuestra cara desde diferentes ángulos e incluso con rasgos parcialmente ocultos. Según Apple, el reconocimiento es en 3D, lo que evitaría que una simple fotografía o máscara se usara para desbloquear el terminal. Para conseguirlo se valen de Neural Engine, tecnología integrada en el nuevo chip A11, y será capaz incluso de identificar rostros con gafas. El reto es importante.

 

Más músculo y batería con carga inalámbrica

iPhone nuevo, procesador de Apple de estreno. El procesador A11 Bionic, un modelo desarrollado completamente por Apple y que cuenta con seis núcleos. Este procesador iría acompañado de 3 GB de memoria RAM y una GPU que por primera vez también ha sido creada por Apple completamente. Además, no tenemos duda de que Apple seguirá disfrutando de una ventaja competitiva basada en el control de software+hardware que le da rendimiento máximo y a la altura de todos sus rivales independientemente de los números del procesador o la cantidad de memoria RAM de la que dispongan sus terminales. Según comentan los expertos, en las pruebas de rendimiento independientes, el procesador de los iPhone 8 y X es tan potente que supera en velocidad a algunos macs recientes y, literalmente, dobla prácticamente el rendimiento de sus principales competidores directos, como el Galaxy Note 8.

Respecto a la batería, tarde pero Apple por fin se ha dado cuenta de lo necesaria que era la carga rápida y la inalámbrica. Con el iPhone X esperamos ver mejora en la autonomía gracias al uso de la tecnología OLED en la pantalla, así como por la mayor capacidad de la batería. Más importante será ver la llegada de la carga inalámbrica al iPhone X, así como una esperada carga rápida que dejaba en ridículo al iPhone frente a sus rivales.

 

La cámara del iPhone X

Aunque en este iPhone X la atención se la lleva la pantalla y el cambio de diseño, no podemos nunca olvidarnos de a sensacional dual cámara que calza el nuevo iPhone X. La cámara del iPhone X es de tipo doble y dispone del modo retrato. La cámara está dotada de dos sensores de 12 megapíxeles, de más tamaño para mejorar los resultados en condiciones de poca luz, y que será capaz de grabar vídeo 4K a 60 fps. También contará con un modo de cámara lenta a 240 fps con calidad 1080p.

La apertura de las cámaras es de f/1.8 y f/2.4, con diferentes distancias focales para conseguir el zoom 2X. La estabilización óptica alcanza a las dos cámaras, así como el uso de un flash de 4 LEDs. Otro cambio importante lo encontramos en la cámara secundaria, que sube su resolución a 7 MP (f2.2) y añade también el modo retrato. Apple, mucho después que los rivales, se ha dado cuenta de la importancia de esta cámara para selfies.

 

Muy bien pero, ¿por cuanto me sale todo?

El iPhone X empezará a venderse a partir del próximo 3 de noviembre, (lo que significa que las colas para adquirirlo, empezarán a verse en las puestas de las tiendas a partir del 29 de octubre), pero puede reservarse desde el día 27 de octubre. Podremos comprar las dos modalidades de colores (Silver y Space Gray) con precios de 1.159 € para el modelo con memoria interna de 64GB y de 1.329€ para el de 256GB.

Escrito por
Categoría
Móviles

Comentarios 0

Deja un comentario


Mediante el envío de mis datos personales confirmo que he leído y acepto la política de privacidad
back to top
Botón Soporte